Noticias Chevrolet - 5 cosas que aprendes con tu primer auto
  • Todas Todas
  • Populares
  • Recientes
  • g+1

CINCO COSAS QUE APRENDES CON TU PRIMER AUTO

BIENVENIDO A LA RUTA —Y AL PRINCIPIO DE LA VIDA ADULTA

Por Brandon Gorrell

Todos recordamos nuestro primer auto, no solo la marca y el modelo, sino también la sensación del timón en las manos, el aroma del interior, los amigos que iban a nuestro lado. Sin embargo, los primeros autos nos traen más que memorias, nostálgicas: a menudo, fueron la primera "gran cosa" de la cual nos hicimos responsables. Y, al igual que con muchos "primeros", nuestros primeros autos fueron herramientas de nuestro aprendizaje, desde el minuto que posamos la mirada en ellos antes de comprarlos hasta el instante en que nos dimos cuenta de que los habíamos superado y había llegado el momento del cambio.

Si tienes suerte, estás mirando al Chevrolet Cruze, un auto que representa todo lo que hay de magnífico en nuestra travesía, tanto en la ruta como en la vida. Y con el Chevrolet College Discount Program* para estudiantes y recién graduados, podes recibir una ayudita mientras recorres tus primeros pasos y registras tus primeros kilómetros en el mundo real.

Nuestros primeros autos pueden enseñarnos muchas cosas, he aquí algunas que realmente se me quedaron:

Responsabilidad. Al asumir la propiedad de tu primer carro y empezar a hacer todas las cosas divertidas que acompañan a la posesión de tu propio método de transporte, rápidamente aprenderás que no sos apenas responsable de su mantenimiento y tu propia seguridad, sino que también de la seguridad de tus pasajeros y los colegas conductores en tu proximidad inmediata. Tu primer auto te enseña a estar vigilante y a tener consciencia de vos mismo - y de tus alrededores - para asegurarte de que la carretera sea un lugar seguro para todos.

Presupuesto. Está claro que la nafta y el mantenimiento no son gratuitos: muchos de nosotros conseguimos nuestro primer empleo para ser capaces de tener nuestro primer auto. No hay nada mejor que una respetable cantidad de obligaciones financieras para motivar tu inteligencia sobre tus gastos. Pagar por tu primer auto es una de tus primeras lecciones sobre gerenciamiento de dinero y te ayudará a convertirte en un profesional de los presupuestos.

Autoconfianza. Ir con seguridad del punto A al punto B es fácil cuando estás en el asiento del pasajero, pero cuando estás manejando tu primer vehículo, el trabajo es todo tuyo. Ya sea al cambiar tu primera llanta de repuesto en la cuneta de la ruta, aprender cómo cambiar tu propio aceite o averiguar cómo leer un mapa en tu primer viaje largo, tu primer auto te pone al mando y con ello construís una autoconfianza que es parte integral de convertirse en un adulto.

Altruismo. Cuando por fin tengas tu primer auto, podrás al fin llevar a un amigo adonde vaya, ofrecerte para hacerle un puente a alguien para arrancar su auto en el estacionamiento de la tienda, ayudar a los amigos de la familia a mudarse para su nuevo hogar y mucho más. En términos generales, tu primer vehículo te da la capacidad de ayudar a las personas como nunca antes. Es por esto que tu primer carro te enseña cómo ser altruista, te enseña cómo darle a los otros lo que puedas, cuando lo necesiten.

Alegría. No hay nada como la ruta para darte una sensación de libertad y alegría totales y hacerte apreciar cómo es un privilegio ser capaz de levantarte, salir y manejar hacia cualquier lugar que quieras ir. Tu primer auto te ofrece esos momentos recién descubiertos de felicidad, una oportunidad ilimitada, un mundo que no conoce barreras y la capacidad de ver y hacer cualquier cosa, siempre que sepas cómo llegar allí. Tu primer auto es una de tus primeras experiencias con la libertad expansiva que te ofrece el manejar, te enseña la alegría de la ruta.

Brandon Gorrell es editor del Thought Catalog. Contáctelo en brandongorrell@gmail.com o sígalo en Twitter @brandongorrell.